La compra de viviendas se dispara un 13,6% en 2016, la mayor subida desde 2007

El pasado año se vendieron 403.866 casas y el 81% fueron de segunda mano

La recuperación del mercado de la vivienda se consolida. En 2016 la compraventa de casas se disparó un 13,6%. El año termina así con la mayor alza interanual registrada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) desde que comenzó a elaborar esta estadística en el año 2007, un ejercicio en el que se vendieron 775.300 casas y que marcó el inicio de un periodo de ocho años en negativo para el mercado inmobiliario español.

Por número absoluto de ventas, se cerraron 403.866 operaciones en un año. Todavía está por detrás de los niveles previos a la explosión de la burbuja inmobiliaria, pero es el mayor volumen de viviendas vendidas desde el año 2010 (439.591), según el INE. El indicador de vivienda suma tres años consecutivos en positivo, ya que 2015 cerró con un incremento del 11,5% y en 2014 la subida fue del 2%. El año anterior (2013) la compraventa cayó un 1,9%, aunque los peores años para las transacciones de vivienda fueron 2009 y 2008, en los que las operaciones se desplomaron un 25,1% y un 28,8%, respectivamente.

 

 

«El crecimiento del 13,6% frente al año anterior supone un espaldarazo a la normalización del sector, que a pesar de las turbulencias vividas en el mercado hipotecario, ha conseguido vender 50.000 viviendas más. En los próximos meses veremos cómo las estadísticas de compraventa siguen mostrando subidas, aunque es posible que veamos cómo las tasas de incremento se moderan suavemente, motivadas por el encarecimiento de las hipotecas”, explica Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista.

El año acaba así superando la barrera de las 400.000 operaciones, como adelantaban todos los expertos. «Si lo comparamos con los años de esplendor inmobiliario, todavía estamos en un nivel bajo de actividad, pero aceptable si tenemos en cuenta de los mínimos de dónde venimos después de ocho años de parálisis absoluta en el sector”, añade Beatriz Toribio, responsable de estudios de Fotocasa.

El tirón de la usada

El mercado de segunda mano ha sido el impulsor de este crecimiento, aunque para elaborar su estadística el INE considera que las viviendas nuevas sin vender con dos años de antigüedad son también de segunda mano. Además, la obra nueva que venden los bancos también se computa como usada. Así, y teniendo en cuenta este matiz, las operaciones sobre pisos usados se han disparado un 17,8%, hasta las 328.248 transacciones, su cifra más alta desde 2007.

Distinta suerte ha corrido la vivienda nueva (75.618 unidades), que ha bajado un 1,7%. Aún así, 2016 será un punto y aparte en esta tendencia, ya que ha sido el ejercicio en el que se han puesto en marcha nuevas promociones de forma que en 2017 las estadísticas empezarán a mostrar un aumento en la compra de pisos nuevos.

El 89,7% de las viviendas transmitidas por compraventa durante el año pasado han sido libres y el 10,3%, protegidas. A pesar de la baja cuota de mercado que siguen representando las segundas, han repuntado un 14,5%, hasta 41.685 transacciones, encadenando dos años consecutivos de alzas. Por su parte, la compraventa de casas libres sigue en ascenso: ha subido un 13,5% en 2016.

La recuperación llega a casi toda España

Otro hito marcado en 2016 ha sido el de llevar la recuperación inmobiliaria a todas las comunidades. De hecho, «el número de compraventa de viviendas creció en todas», según el INE, aunque han sido Baleres (31,0%), Cataluña (20,0%) y Extremadura (18,6%) las que han presentado los mayores incrementos. Por su parte, La Rioja (5,7%), Murcia (7,5%) y Galicia (7,7%), han registrado los menores aumentos. Las comunidades con mayor número de transmisiones por cada 100.000 habitantes en 2016 fueron destinos vacacionales: Baleares (1.521), Comunidad Valenciana (1.478) y Canarias (1.196).

El INE también recoge el dato registrado en el último mes del año. Las compraventas de viviendas en diciembre pasado aumentaron un 6,8% con respecto al mismo mes de 2015, con lo que encadena 11 meses de subida en tasa interanual.

De cara a 2017 lo único que puede frenar el buen ritmo que está tomando el sector es lo que ocurra con la financiación. “Será clave ver cómo afectarán las últimas sentencias judiciales sobre las cláusulas suelo a la vuelta de la financiación que hemos vivido en estos últimos años y que ha sido un factor fundamental en la reactivación del sector. Si todo lo ocurrido retrae el crédito hipotecario y lo encarece, la mejoría que está viviendo el mercado inmobiliario se frenará”, concluye Toribio.

“A lo largo del 2017 veremos cómo la vivienda de obra nueva toma impulso y crece a mayor ritmo, aunque no debemos perder de vista el precio del suelo, que está subiendo de manera acelerada por la escasez y el bloqueo de desarrollos urbanísticos”, comenta Manuel Gandarias, director del Gabinete de Estudios de pisos.com.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar